Traductor

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Mini cuentos

                                                                                                                                                                                                              Una vez participé de una propuesta en donde teníamos que escribir basándonos en una oración. 

Comparto lo que me salió de acuerdo a las oraciones que están subrayadas al principio de cada pequeño cuento.

El payaso hizo una reverencia y se sacó la nariz.

El payaso hizo una reverencia y se sacó la nariz, nunca olvidaré el rostro de sorpresa de mi pequeña.
-Mamá, mamá -me gritaba 
-Se la sacó, se sacó la nariz, tiene otra abajo!!! 
Traté de explicarle que los payasos están disfrazados,  que están actuando y que detrás de su maquillaje, peluca y ropa hay una persona pero mi niña  se negaba a verlos así, para ella eran seres mágicos que la hacían reír, no imaginaba que detrás de ese personaje había un hombre deseando terminar la actuación para volver a su hogar.

La pareja de equilibristas, luego del redoble, saltó al vacío.

El día elegido había llegado, los dos se preparaban como si fuera la primera vez.
Tenían sobre la cama los trajes que usaban en aquellos años, las fotos, los recortes de los diarios...
Extrañaban como locos aquellos años de gloria, la vida les había gastado una mala jugada, solos, lejos del circo, en aquel asilo para ancianos, planeaban su última actuación.
Nadie sospecho cuando salieron, era común verlos pasear juntos, ella caminaba lentamente con su bastón del brazo de aquel hombre que había significado todo en su vida. A él se lo podía escuchar a menudo contar todo tipo de anécdotas de su esposa, a la que admiraba con todo su corazón.
-¿Toda una vida recorriendo el mundo y ahora en qué nos convertimos?- se decían uno al otro.
Cuentan que esa fue la última vez que se los vio en el pueblo.
Esa misma tarde la pareja de equilibristas, luego del redoble, saltó al vacío.


El dueño del circo miraba desde atrás de la cortina

El dueño del circo miraba desde atrás de la cortina, las lágrimas corrían por su rostro, hace mucho tiempo que esperaba este momento, su único hijo parado frete a la multitud se desenvolvía con una actitud magistral.
La emoción que sentía era muy fuerte, en esos minutos pudo revivir toda su historia, cuando de pequeño observaba a su padre desde atrás de una cortina, hasta su primer acto como presentador.
Se seca las lágrimas del rostro, ensaya su mejor sonrisa y entra al escenario, allí lo reciben el aplauso de la multitud y los brazos de su hijo. El momento de la despedida había llegado.

El domador acarició al viejo león y le dijo...


-Damas y caballeros,  niñas y niños...- Gritaba el presentador mientras el domador se dirigía a la pista para hacer su acto.
Todos aplaudían locos de contentos esperando ver a la bestia ser dominada por aquel hombre, pero la sorpresa fue enorme cuando se encontraron que al destapar la jaula estaba vacía. 
De inmediato dos hombres disfrazados de león salieron corriendo al medio de la pista mientras el domador los hacía hacer todas clases de piruetas.
Ese acto terminó con un aplauso generalizado y la aprobación total de los presentes, los nuevos dueños del circo le explicaron a la multitud que la política desde ahora en adelante era buscar nuevas formas de entretenimiento en el que no se involucren animales. 
Esa noche el domador acarició al viejo león y le dijo: -Mañana será tu último viaje en tren...
A la mañana siguiente el león partió hacia la reserva  junto con el elefante y  los osos. La última palabra que escucho antes de partir el tren, fue las del domador que con lágrimas en los ojos le pidió perdón.

Mónica Gribaudi

viernes, 27 de noviembre de 2015

Comparto la revista digital Dualis con su Sembradores de Poesía.
Me pueden encontrar en la página 35 de la revista.
Un agradecimiento desde el corazón a Nina Reis por permitirme formar parte de ella.

https://issuu.com/ninareis/docs/sembradores_de_poesia_8bf17abe9acdc0?e=0


viernes, 13 de noviembre de 2015

Resultado de imagen para refugiados



Sin rumbo el alma desespera,                             
solo la esperanza sostiene
el camino frío sin andamios
por el que transita desnuda
y temerosa, la pobreza.

El cuerpo mudo avanza 
sediento de un corazón 
que lo habite sin lamentos,
de una tierra fértil
donde echar raíces
y unos brazos amigos
donde refugiar su suerte.

¿Porqué será que intentamos
ponerle fronteras al viento?
y pretendemos esquivar
a un hermano sediento
sin mirarlo a los ojos
ignorantes de su tormento.


El Ser avanza
las manos sujetan 
el polvo del camino,
la Necesidad avanza,
rodean la multitud
un muro de espaldas,
espadas que hieren
a pura soledad...


Mónica Gribaudi
Uruguaya

miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿Qué sucede Primavera?


Comparto con mucha emoción mi poema ganador de una mención especial en el concurso del Grupo Erato en Montevideo.
¿Qué sucede Primavera?

¿Qué sucede Primavera
quién le echó sal a tus flores
por qué las abejas vomitan el néctar?

¿Qué ocurrió con el lecho de tu río
que ahora es un cuenco vacío
donde yacen muertos
los peces de colores?

¿Dónde está la luz
el batir de las alas
el esplendor de la mañana
en los jazmines
acaparando el picaflor,
 toda mirada?

¿Qué sucede con el sol?
maltratada clorofila
el verde se torna opaco
la piel se nos calcina.

¡Perdona Primavera, perdón!

Es el vacío de tu brisa
lo que cosechamos
arrepintiéndonos tardíamente
después de tanto saqueo,
acabamos con el trinar
y ahora vamos por el aleteo
de esos pájaros asustados
que apenas surcan el cielo.

¡Perdona Primavera, perdón!
Es en la tristeza de tu silencio
donde muere la esperanza.


Mónica Gribaudi

jueves, 20 de agosto de 2015

Hoy siento tan cercana
tu tibieza
que mi piel se desviste
por tu llanto,
no consigo imaginar que
 no hay mañana
y quiero ser parte de ti
sufrido hermano.

Hoy siento la esperanza
ella me grita,
que sostenga en mis latidos
tu mirada,
que entre todos busquemos
una aurora
que rompamos la soledad
en un abrazo.

Hoy se que tu dolor
es muy intenso
que mis palabras de aliento
no te alcanzan
y quiero gritar, gritar bien alto
que mía, muy mía es tu batalla.

Mónica Gribaudi

miércoles, 12 de agosto de 2015

Falsa esperanza


Resultado de imagen para mundo contaminado            Resultado de imagen para mundo contaminado



Resultado de imagen para mundo contaminado


Primavera llega a nuestras vidas como una promesa de agua en un eterno desierto,
se presenta con sus colores, estirando sus perfumados brazos sobre nuestro hedor macabro
y la falsa esperanza de un cambio de consciencia engaña al mas puro de los corazones,
como a aquel corazón niño que pierde, cada vez mas temprano, su inocencia en este marchitado mundo.
Primavera se va muy rápido huye tratando de soslayar el infierno que padecemos,
regresa muda y descolorida a las entrañas de la tierra, herida de muerte arrastrando
tras de sí a un trastornado Verano que ve morir sus simientes en nuestras manos.
Y Otoño pasa tan rápido que casi no se detiene a agonizar.
 Entonces Invierno llega para quedarse, profundo Invierno que provocamos.

viernes, 31 de julio de 2015

Para mis hijos

Quisiera


Quisiera que entiendas pequeño
cuanto se puede lograr
con una palabra dulce en los labios
con una actitud de humildad.

Quisiera que entiendas que al odio
no lo debes cultivar
porque es un sentimiento que llena
al corazón de oscuridad.

Quisiera  que caminaras la vida
orgulloso de ser un humano
y no sientas el sabor amargo
de un mundo que sufre en tus manos.

Quisiera verte sonreír eternamente
que llenes tu vida de sueños
que el amor acaricie tus días
que logres ser muy feliz.

                                                                  

Mónica Gribaudi

viernes, 17 de julio de 2015

El hombre y el perro

El hombre y el perro



Resultado de imagen para hombre y perro sombra caminando



Por el lamparon de soledad que bloquea su visión se traslucen los pasos de una tarde que se diluye lentamente por las calles de la ciudad. El hombre camina lento, como no queriendo llegar nunca a su destino, arrastrando sus pies transpirados de tanto andar en círculos, fumando su último cigarrillo.
Los transeúntes pasan a su lado, lo dejan atrás rápidamente, nadie notó las lágrimas que apenas se sostenían en sus ojos,  ni aquel suspiro que su corazón gritó en el semáforo, nadie le regaló una sonrisa,  ni siquiera yo que caminé por la calle sin mirar los rostros, que escuche las voces de la gente sin oír lo que decían, que roce sus cuerpos en el borbollón y no alcancé a sentir el calor humano.
Miró al perro que transitaba a su costado. El animal apareció de la nada y desde hace tres cuadras atrás que lo viene siguiendo con ese contoneo que tienen los perros cuando mueven el rabo.
Por un rato olvidó su silencio y le habló a aquel ser supuestamente carente de entendimiento, se olvidó incluso de la calle, de la gente, del frío y corrió por la vereda jugando con él como si fuera un niño, cuando retornó a su realidad, el perro lo miraba fijamente, el hombre jura que se reía, los problemas ahora desfilaban por su cabeza pero de una forma diferente, se sentó en el cordón de la vereda, el can se sentó a su lado, mientras acariciaba su pelaje descubrió en torno a su cuello una especie de collar que lo apretaba hecho de alambre, se lo quitó, y fue un alivio para el animal y para él, como si al aflojar aquel alambre, se desprendiera de su propio peso.
-¿Tenes dueño? -le preguntó -¿tenes un hogar, algún lugar para dormir? ¿Estás flaco?, ¿quién te da de comer? A mí nadie me espera en casa...
Se levantó y comenzó a caminar, esta vez la sonrisa invadía su rostro, el perro con sus orejas paradas y moviendo la cola caminaba a su lado.

Mónica Gribaudi

viernes, 3 de julio de 2015

Puzle

Resultado de imagen para sombra de niño




El niño mira al cielo
tanta inmensidad
brilla en esos ojos
tan pequeños.

Estira sus brazos
sueña despierto
que es ave,
que es viento.

Se cansa de correr
tras las nubes 
que no alcanza, 
se trepa a los árboles
mira entonces el río,
ahora quiere ser pez.

El niño crece 
con ese afán 
de dominar,
de ser el dueño.

Y depende de la mano 
que lo guía
que el niño entienda
que solo es una pieza mas
de este puzle llamado mundo.
.
Mónica Gribaudi

martes, 23 de junio de 2015

Espero...

Resultado de imagen para amanecer

  Me llegan 
  murmullos
    me llegan...
  Escucho 
suspiros
   escucho...
Espero 
la señal
espero...
Verte ahí
al final
del ruido

Parte de mi 
la nocturna soledad 
        con su frío.           
Muy cansada espero  
aquí estoy
¡Ven a mi ya!

miércoles, 17 de junio de 2015

Resultado de imagen para manos viejas lápiz


Algún día escribiré un final
en el que acaben mis letras
donde ya no recuerde palabras
y mi respiración se agote
de un solo suspiro.

Algún día quizás mis pies
ya no me obedezcan
y mis manos torpes
mueran en el intento
de acariciar la tinta
buscando el último poema.

Algún día, no se cuando
no veré cielo ni horizonte
y buscaré en la oscuridad
de los silencios, un recuerdo,
que me aferre a lo que fui.


Mónica Gribaudi
.

                                                                                                                                                                  
.  

jueves, 11 de junio de 2015

La máquina del tiempo






Mary solo hablaba de su hijo y de lo feliz que se sentía cuando lo visitaba.
A menudo se la podía ver sentada en el jardín, allí pasaba horas hablando con él y con su esposo quienes habían fallecido en un accidente de tránsito, luego entraba a la casa y le daba a su hija las noticias del encuentro.
Aveces le preguntaba como le iba en la escuela, ella la miraba resignada, ya fueron muchas las veces que le recordó a su madre que los tiempos de escuela quedaron hace largo tiempo atrás.
La mujer empeoraba cada vez mas, a tal punto que una mañana desapareció y la encontraron de noche caminando por el barrio donde había pasado su niñez, ella ausente total le contestó a su yerno que había estado jugando con sus amigos de la infancia. 
El Dr. Marcos, era el único médico especializado en Psiquiatría de aquel pueblo, la hija de Mary no quería enviar a su madre a la clínica para que él le realizara tratamiento pues sabía bien los métodos que utilizaba, pero ante la locura progresiva de la misma y la insistencia de su esposo, terminó por convencerse de que era necesario.
Después de varias secciones en que Mary fue sometida a todo tipo de análisis clínicos y psiquiátricos, el doctor Marcos concluyó que padecía de esquizofrenia y lo mas efectivo era utilizar electro choques. 
Le realizaron unas cuantas secciones y según cuenta su hija luego de dicha terapia todo pareció volver a la normalidad.
De todas formas el doctor Marcos le indicó que podría tener recaídas y en ese caso tendría que regresar a la clínica para un nuevo tratamiento.
Era como si cada tanto cruzara esa linea que separa el hoy del ayer y una vez en el pasado, aquel pasado tan feliz, perdiera el viaje de regreso y no pudiera volver, allí es donde entra en acción el Dr. Marcos y su máquina del tiempo, esa terapia que todos temen y que se llama TEC (terapia electroconvulsiva)

Mónica Gribaudi
Móntevideo-Uruguay
Texto presentado en el concurso realizado por  elcirculodeescritores.blogspot.com  

jueves, 4 de junio de 2015

La otra cara de la moneda

La otra cara de la moneda

Siendo las 5 y 43 de la tarde renuncio, búsquenme, si quieren, en ese charco  en el que lavé mis huellas cuando atravesé esta lluvia.
Búsquenme siguiendo mi aroma en la brisa de ese invierno hasta que el frío congele mis poros y mi olor ya no pueda emanar.
Siendo las 5 y 43 de la tarde me atrevo a decir que en mi corazón yace un sueño, pereció una mañana de junio cuando descubrió que el amor no lo puede todo, entonces se golpeó tan duramente contra la ventana de mis ojos tratando de mirar un porqué que nunca encontró y agonizó durante días y durante días mis latidos agonizaron con él.

Siendo esta la tarde mas triste que he tenido, renuncio a hacerme las mismas preguntas de siempre, a andar con mi sien en mis dedos oprimiendo mi cerebro para no recordar las palabras que me duelen.
Renuncio a seguir el camino de hormigas y desde hoy me lanzo sola y desbaratada a la intemperie, tal vez me cobije un manto de estrellas mudas que no me hablen de eso, tal vez la luna me aborrezca por no amar y los lagos no me sirvan como espejo.
O tal vez me arrepienta y regrese a foja cero, vaciaré una vez mas a este corazón de improperios y buscaré nuevamente la otra cara de la moneda.

Mónica Gribaudi

Dialogando con mi poesía



Dialogando con mi poesía


Resultado de imagen para imagen de un poema y lapiz


-¿De que me sirves poesía, cuando mis manos tiemblan al rozar el lápiz que suplica un poco de paciencia, cuando con mis ojos desorbitados lo golpeo contra el papel en busca de respuestas que no encuentro dentro de mí y en todo aquello que me rodea?

-Es que cada vez que zumban en mis oídos tus quejas yo las recojo y las aviento contra ese interior que no puedes ver y allí te muestro un mundo que te acobija lejos de esa realidad que aveces te supera.

Mónica Gribaudi

jueves, 28 de mayo de 2015

Sol y luna


Sol y luna



El sol es una flor
que se deshoja en luz divina
cierra sus pétalos por la noche,
los abre durante el día
cae su néctar sobre nosotros,
dulce néctar de energía.

La luna es la culpable 
del beso de los amantes
del despertar de los sueños
y las caricias dormidas.

¿Qué pasaría si entre ellos dos
no se desnudara el atardecer
para vestir un amanecer
enamorado de la vida?

Mónica Gribaudi

Estrellas en la lluvia

Estrellas en la lluvia


Esta mi cielo todo alborotado de estrellas,
se me lleno la mente de impávidas palabras
la lluvia cae mansa en Montevideo,
quisiera contar las gotas y despedir
en cada una de ellas mis asperezas

El tiempo se desliza lentamente
es un enemigo sigiloso
que busca el momento exacto
para traer tantos malos recuerdos...  

Se escabulle tras un gran ventanal, inocuo,
no sabe que a su paso ya no temo,
con cada lágrima que derramó mi noche
en el día forme un mar azul
por el que navegan nuevas mañanas
en las que ahora si, puedo ver el horizonte.

Mónica Gribaudi

martes, 19 de mayo de 2015


Resultado de imagen para cántaro de poesía


Se llena mi ser de poesía
cual cántaro y desborda
y entona mil voces vivas
este prado que aflora
cuando vibra nuestro amor 
acumulando las horas
bajo sabanas que transpiran
inolvidables noches de placer.

Nada mas hermoso 
que un amanecer 
y si es en tus ojos mejor,
nada mas inquieto 
que cuando te espera mi ser
y si no vienes pronto peor.

Es que se rompe mi piel
sin el calor de tus caricias
y mis manos se vuelven tumbas
y mis pies arrastran el tiempo
que sufre y enlentece su paso 
sobre un desconsolado reloj.

Mónica Gribaudi

viernes, 15 de mayo de 2015

Al niño del omnibus

Dedicado a ti pequeño,
a ese rostro demandante de cariño.



Pequeño ser,
¿dónde está tu sonrisa 
tus alas revoloteando en la brisa 
los ojos descubriendo el horizonte?
Pequeño sol , tan frágil, tan mío
mi corazón se entristece
al verte tan solo y desprotegido.

Pequeña luz deberías ser feliz
con unas manos sosteniendo tu ternura
guiando tu destino hasta que tus pasos
caminen firmes por esta vida.

Corazón necesitado de esperanza,
que rápido este mundo
se encargó de hacerte daño. 

Mónica Gribaudi

jueves, 14 de mayo de 2015

Ayer cuando salí del trabajo y me dirigía a casa, mientras mi ómnibus pasaba por la Avenida General Flores en donde están construyendo el nuevo corredor  cuyo costo es de unos  40 millones de dólares según leí por ahí, no podía dejar de pensar  en mis hijos. Subió un niño a vender galletitas, un pequeño que tendría más o menos la edad de mi nene, unos  11 o 12 años. El pequeño  saludó al chofer. ¿Cómo estás? Le preguntó éste y su respuesta fue una bomba que cayó directo a mi corazón de madre, -Bien- le dijo-Acá con frío- Esas simples palabras en esos labios tan pequeños me hicieron llorar. Mientras lo escuchaba ofrecer sus productos con esa mirada curtida por la calle y esa inocencia caduca a fuerza de miseria, no podía dejar de preguntarme ¿cómo es posible que un niño a esa hora esté trabajando y no en su casa que es donde debería estar calentito, con la pancita llena y disfrutando su niñez?
Me gustaría saber ¿por qué los “especialistas” quienes son los que tendrían que buscar soluciones y tratar de acabar con estos problemas, no hacen nada? Si, ya se lo que me contestarían algunos de ellos si les preguntara, su respuesta más feliz es que según las estadísticas la pobreza ha bajado a determinado porcentaje, que los niños en situación de vulnerabilidad son cada vez menos y que el Estado hace todo lo posible.

Saben qué, no les creo, mientras me siga encontrando con ojitos tan pequeños, pero tan resabiados por la vida, mientras escuche esa voz que debería ser la más dulce, pero que se ha vuelto agria a base de hambre y frío, la palabra estadística me suena a heladera, a “Soy un frezzer” en la voz de quien la usa, porque hay que tener el corazón muy duro para estar en el poder y no llorar todos los días por tanta miseria ajena y más aún cuando son nuestros niños los que sufren..

Mónica Gribaudi
Montevideo-Uruguay

martes, 12 de mayo de 2015

-No mires -me decía -No mires.
Mientras mis ojos no podían apartarse de ese lugar atraídos como por un imán, indefensos ante esa imagen que se adhirió tan profundamente a mi retina que aún hoy, tanto tiempo después, me es imposible olvidar.
Todo estaba ahí, como un cuadro mal hecho, borroneado, tachado y salpicado.
Buscaba algún punto, una pequeña señal de esperanza, pero no, todo se presentaba inerte a mis ojos
Así quedó mi corazón, mil veces reducido de tamaño y latiendo suspiros de tristeza, así como quien camina sin rumbo por el Polo Norte buscando un poco de tibieza.
Así quedó mi entender vacío de teorías, vacío de sapiencia.
Así me quedé yo, con esta grave impotencia, tan pobre de sueños y esperanza, buscando en el futuro la paz que perdí ese día.

viernes, 8 de mayo de 2015

Velar tus sueños

Velar tus sueño
(a mis tres hijos)


Desde que supe de ti
mis brazos se volvieron nido
y mi regazo un dulce despertar
solo para ti amor mío.

Porque es en tu cielo 
donde vive mi ser,
porque es en tu bienestar
solo ahí 
donde encuentro la calma.

Porqué es tu voz 
mi mas grato sonido,
ese que le da vida a mi alma
la armonía que respiro.

Porque lo único que quiero
es velar tus sueños, niño
y que sepas que estoy ahí
siempre ahí, contigo.



Mónica Gribaudi

A la noche

Resultado de imagen para cielo nocturno



¡Quisiera pedirle a lo noche un deseo!
Tal vez mientras duermo le hablo,
en  mis sueños,
donde las quimeras despiertan,
en donde a todo me atrevo.

Y en los ratos de desvelo 
se me hace tan grande el cielo
que no  me alcanzan los ojos
y mucho menos los dedos
para acariciar tanta inmensidad 
y enceguecida quedo,
deseando poder volar,
deseando ser un lucero.


Mónica Gribaudi


sábado, 2 de mayo de 2015

Buque

Buque



Resultado de imagen para Buques



Un buque porta-contenedores eso soy,
Albergo en mi bodega todo tipo de cargas
desde un corazón apasionado
hasta una colección de zapatos viejos
con los que camino mi vida,
un montón de vivencias locas
unos niños ruidosos y mil sonrisas.

Un buque pesquero, eso soy,
voy pescando sueños en el horizonte,
por aquí y por allá, pesco mi historia
que flota entre olas de poesías.

A veces la realidad ancla mi nave
unos metros cerca de la orilla,
allí sacude con fuertes vientos
el casco blindado de mi acorazado
y entonces, solo entonces,
Buque de Guerra soy.

Mónica Gribaudi
Derechos reservados