Traductor

lunes, 19 de enero de 2015

Mil ojos que no miran
mil voces que no hablan
y un niño, muchos niños
reclaman, lastimando mis oídos
convirtiéndose en odio en mis neuronas
golpeando mi entendimiento y machucándolo.

¿Y a ellos que les importa Unicef,
y si en este momento la embajadora 
es Angelina o Gardel?

¿Y a ellos que le importan los tratados
los acuerdos, las canciones de protestas?
si juegan a la escondida con el hambre,
y la Parca es la única que se anima a acariciarlos.

Y me pregunto ¿qué puedo hacer?
y lloro en el vacío de mis respuestas
y me enojo con migo y con todos
¿y gritar? ¿para qué?

Y entonces... me siento una oveja más.
Presa en este caos de indiferencia
carcomida por la oscuridad de la impotencia,
sintiéndome culpable de cosas que no hago,
¡Ay! ¡si supiera como ayudar!

Mónica Gribaudi
Uruguaya

No hay comentarios.:

Publicar un comentario