Traductor

viernes, 27 de marzo de 2015

A mi madre

Puntada tras puntadas
esa señora fue cosiendo su vida.
Se atrevió a armar como si fueran telas unidas
el rompecabezas de años que hoy forman su historia (y la mía).

¡Audaz señora que con una máquina de coser
pega las horas!                                                                                                                                                                                                                                                                                                               
¡Si supiera que la admiro! 
¡Qué quiero ser como ella!
Poderosa maga que con sus brazos
puede calmar la tristeza
capaz de ahuyentar fantasmas,
de derrotar al dolor.                                                                                                                                                                   
Sabia maestra que guió mis pasos y
apostó a la mujer que hoy soy.

Mónica Gribaudi


sábado, 21 de marzo de 2015

Poesía

Por el DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA

Y el pensamiento se transforma en letras
que en apasionado romance besan al papel
y se funden cuan novios desnudos
piel con piel, hoja y tinta
y así, del fruto de ese amor
nace un poema.
Y cuando me ves tan callada
al borde de la inconsciencia
y tratas de llamar mi atención
y no recibes respuesta,
no te lo tomes a pecho,
es que es allí en mi silencio interior
donde se gesta.
Así despierto por las noches,
viajo en los ómnibus,
camino por las calles,
a veces ida, incomprendida
aislada, loca incorregible,
buscando formas en las nubes,
escuchando voces en el viento
percibiendo aromas y colores
jugando siempre con la imaginación.
Algunas veces se me complica,
las ideas con las palabras, pelean
allí comienza la mediación
para que las primeras sean claras
y las segundas correctas
para luego lograr que se abrasen,
y se entiendan.
Y ante la pregunta ¿Qué es poesía?
Quedo muda, no sé la respuesta.
Solo sé que es parte de mí
como si fuera mis ojos,
mis brazos o mis orejas.
¡ Ay las noches que me desvelé
y ella fue mi compañera!

Mónica Gribaudi

viernes, 20 de marzo de 2015

Día mundial de la poesía
21 de Marzo




Porque existe un río en mi
que reposa entre quimeras,
fluyendo por mi puño
convirtiéndose en poemas,
porque mi cuerpo es ese vaso
en el que apretada y prisionera
vive un alma soñadora
a la que bebes en cada letra.
Porque me pierdo entre palabras
escribiendo mis ocurrencias
y esa es una pasión que arrastro
desde que era pequeña
tal vez seré atrevida,
pero hoy me atrevo
a decir que ¡soy Poeta!

Mónica Gribaudi
Uruguaya

martes, 10 de marzo de 2015

A mis Abuelos

Hoy mis recuerdos los trajo a mi,
y recordé que no les importaba nada más
que solo verme feliz.

Por un instante hasta escuché sus voces,
Le decías al abuelo -ya es toda una mujer-
y otra vez visualicé tu rostro abuela 
la misma cara de orgullo que recuerdo
cuando en aquellos años de infancia
me mirabas crecer.

Perdón si en este poema que les dedico
no encuentran tantas metáforas,
la poesía a la que le rindo homenaje 
es aquella que no se dice con palabras,
aquellas caricias de café con leche 
y los dos bizcochitos que lo acompañaban,
la de la cuchara de dulce como postre,
la de los dos sillones que en vacaciones
se unían para improvisar una cama,
el olor que vive en mi mente y cobija mi alma.

Hoy los vi sonreír abuelitos,
escuché sus voces otra vez
me sentí niña en sus brazos
y por un instante los volví a acariciar.

viernes, 6 de marzo de 2015

Por el Día Internacional de la Mujer

Si, soy mujer...
Escarbo cada día en mis memorias buscando recordar cuando fue la primera vez que lo noté... o me lo hicieron notar.
Voy atando los hilos que se fueron rompiendo de esta manoseada tela a la que llamo vida donde algún ser confundió mi sexo con una masa que golpea contra la mesa, tratando de moldearla a su medida y a sus necesidades; mas no las mías.
Si, soy mujer...
Busco en cada agujero de mi luz, aquella oscura sombra que manchó mi inocencia, agasajándose con la idea absurda de una debilidad que supuestamente mi sexo otorga.
Si, soy mujer...
Y estoy cansada de mirar mis manos llenas de sequía, ocupando el rol de quien entrega todo y recibe a cambio aspereza y cenizas.
Si, soy mujer 
y en la noche trenzo mis malos momentos para hacer con ellos una soga que me sirva luego para sostener mi rebeldía y remolcar mis sueños hacia la otra orilla.
ya no quiero ser falsa sonrisa, ni escuchar mi voluntad llorar por los rincones, quiero esos derechos que me pertenecen y por eso hoy levanto mi voz. 

Mónica Gribaudi