Traductor

martes, 10 de marzo de 2015

A mis Abuelos

Hoy mis recuerdos los trajo a mi,
y recordé que no les importaba nada más
que solo verme feliz.

Por un instante hasta escuché sus voces,
Le decías al abuelo -ya es toda una mujer-
y otra vez visualicé tu rostro abuela 
la misma cara de orgullo que recuerdo
cuando en aquellos años de infancia
me mirabas crecer.

Perdón si en este poema que les dedico
no encuentran tantas metáforas,
la poesía a la que le rindo homenaje 
es aquella que no se dice con palabras,
aquellas caricias de café con leche 
y los dos bizcochitos que lo acompañaban,
la de la cuchara de dulce como postre,
la de los dos sillones que en vacaciones
se unían para improvisar una cama,
el olor que vive en mi mente y cobija mi alma.

Hoy los vi sonreír abuelitos,
escuché sus voces otra vez
me sentí niña en sus brazos
y por un instante los volví a acariciar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario