Traductor

viernes, 17 de noviembre de 2017

Lo que no vimos


Imagen relacionada

Lo que no vimos
fueron las nubes
acechando nuestro cielo
no pudimos predecir la tormenta
que se lo llevó todo
inundando las raíces
enterrándonos en el lodo.

Lo que no vimos 
la oscuridad
que llegó lentamente
ave silenciosa
devastador su mirar
que extendiendo sus alas
nos cubrió el corazón
de triste penar.

No vimos la luna deprimida
ni los girasoles secarse
no entendimos las señales
no medimos la distancia
que se hacía cada vez mas honda
entre tu pecho y mi afán 
de refugiarme en él.

y de tanto no ver
nos quedamos a ciegas
tanteando en busca de algo
que nos de estabilidad.
y solo sujetamos el aire
frío de nuestros pulmones
cansados de suspirar.

Solíamos aunar nuestros 
pasos en la marcha
cuando nuestras manos 
unidas sujetaban sueños,
solíamos mirarnos sin preguntas
cuando la confianza existía,
cuando de ojos cerrados
el amor se expresaba.
y entre nosotros existía paz.

Mónica Gribaudi

miércoles, 8 de noviembre de 2017

LLOVÍA Y ELLA MIRABA A TRAVÉS DE LA VENTANA



Imagen relacionada


Los barquitos de papel navegaban en su mente, otros mares añoraba, muy distantes a este lago donde estancada transcurría su vida, esa mujer soñaba despierta...
-Me iré de aquí, no le diré a nadie, me echaré a la mar como un galeón sin destino y buscaré un puerto donde lanzar el ancla.-
Los barquitos de papel se deslizaban por el marco de la ventana mientras garabatea en el vidrio empañado recuerdos que la asfixiaban.
De papel son sus sueños, tan frágiles que las gotas de lluvia los sumergen en la nada y los deshace.
Llovía fuera de la casa, pero eso no le afectaba, sí le atemorizaba el temporal interior que emanaba de su ser y del cual no encontraba refugio.
Llovía y ella miraba a través de la ventana de su alma, cuentan que en la mañana se fue y nadie sabe su destino ...,  creo que se volvió barco y pudo por fin navegar mas allá del horizonte.

Mónica Gribaudi

miércoles, 12 de julio de 2017

Quizá nuestros sueños...



Quizá se encuentren en algún horizonte
tus sueños y los míos,
quizá se tomen un café en algún bar
y les guste la compañía
quizá se miren a los ojos
y se reflejen uno al otro
tal vez vuelen juntos un rato
o se tomen de la mano y salgan a caminar.

Quizá se encuentren en algún horizonte
tus sueños y los míos
y estén tan a gusto que ya no sientan temor
quizá se abrasen en eternas caricias
tal vez salgan de la piel y se fundan en el otro,
tal vez... y entonces sabré
que nuestros sueños hablan de amor.

Mónica Gribaudi

jueves, 6 de abril de 2017

He estado gritando por los rincones
también más allá de mí, como una loca
me he buscado en los jirones de este hoy,
me he perdido, creo que he muerto...

Acaso hay algo mas gris que un corazón vacío,
algo mas vacío que mi ser ahora,
algo mas cruel que esta incertidumbre
algo mas vacío que mi ser ahora...

Mónica Gribaudi

miércoles, 8 de marzo de 2017

8 de marzo...

Hoy es el día de la Mujer, ¿y ayer que fui? Acaso una voz entre tantas apagadas.
¿y mañana que seré? ...
El día después de mi día dejaré de ser mujer para seguir siendo una cosa, una de esas cosas que alguien usa cuando le conviene y después tira. Hasta el próximo año en el que el día 8 de marzo volveré nuevamente a ser Mujer y alguien enumere nuevamente mis derechos en mi cara, para luego quedar en eso, un simple recuento de cosas que deberían ser.
Pero atentos todos que escucho un murmullo, miles de murmullos que se vuelven gritos, miles de gritos que provocan hechos y nosotras hablamos y nos revelamos, nuestros vientres se arman de valor y paren gritos de esperanza.
Hoy es el día de la Mujer, festejamos la vergüenza de necesitar un día en el que se enumeran por miles las victimas, ojalá este día no existiera, porque significaría que el equilibrio jamás se perdió y caminamos codo a codo por el mundo como debe ser.

Mónica Gribaudi

lunes, 20 de febrero de 2017

Esta voz que aún escucho quiso herirnos.
Llovió gris sobre el cielo de nuestro árbol.
Temporal de negras fauces que insensible
intentó de su seno arrancarlo

Tonta voz no sabías que mi Roble
se hace fuerte en las tormentas.
Lo sostiene este poder que alimentamos
a base de confianza, respeto y mutua entrega.
¡Te va a ser muy difícil derribarlo!

Cuando son los cimientos los que sufren
todo el Hogar está en alerta,
lo que sobra se vuelve el enemigo
lo que sobra, ¿entendiste?... lo que sobra.

Ahora solo cosecho lo que un día
nos juramos al unir nuestros caminos
no serán tus piedras las que logren
separar las aspas del molino
que unidas en un mismo fin giran
procurando esta fuerza que convertimos
a base de tanto amor y dedicación
en nuestro pan de cada día.

Mónica Gribaudi

viernes, 17 de febrero de 2017

Quizás las almas...


Quizás las almas
color no tienen,
será por eso 
que no las vemos
cuando calladas
parten del cuerpo

Serán las almas de los niños
algún estado del agua
que aún no conocemos
contaminándose como los ríos
cuando por esta vida enviciada
inocentes van fluyendo.

Serán como pájaros 
que en vuelo etéreo,
buscan formar su nido
en la tibieza del pecho.

Y al enfriarse en la Noche
dejando el cuerpo desierto 
van en busca del camino
que las traiga de regreso.

Mónica Gribaudi

martes, 7 de febrero de 2017

Invierno


INVIERNO

Asfixia el color amargo instalado en mi ventana,
la triste luna empotrada en la vereda
la esperanza que en la bruma se bloquea
y esta soledad anhelando primaveras.

Tiembla  desgarbada carretera,
hilos fríos conduciendo hacia la nada
emigrando el alma a lo mas hondo
de una tarde que muere intimidada.

Respira ausente la mañana
Los placeres envejecen infelices
y en la ausencia total de brisa alegre
huyen pájaros a anidar otras planicies.

Así esta gris estación que de ti emana
entre lo negro y lo opaco  trasluce
una flor que se abre en las mañanas
y adormece su salvia en tu malicie.

Una a una se asoman, pétalos deformes
que tus días moldean con violencia,
mientras lanza la mirada al horizonte
buscando el beso de un sol que la proteja.


Mónica Gribaudi