Traductor

jueves, 22 de enero de 2015

                       Sin tí     

Tal vez  la  luz encendida o el descuido de una canilla que chilla a mitad de la noche o las sombras de una cortina desvelada...
Tal vez el alarido del viento colándose por la puerta o el aullido lejano de un perro o la luna llena, no sé qué es, pero hoy tengo miedo...
El reloj me grita en cada latido de sus agujas, “no te duermas  “repitiendo las silabas de la frase al compás de cada tic tac y la noche transcurre lenta ¡m u y  l e n t a!,   y cada vez más me doy cuenta de lo sola que está mi soledad.

De repente la cama se me hace grande y caigo en el abismo de su colchón  helado, las cobijas cubren mi piel mas no la abrigan y el silencio lo llena todo y la pobreza de mis manos vacías incapaces de sostener la almohada que yace herida con tu perfume en el suelo...
Es que estar sin ti me suena a película de terror.

Mónica Gribaudi

16 comentarios:

  1. Saludos, muy dura la ausencia. Ojalá pudiera encontrarlo al menos en sueños y que no los sintiese también con terror. Éxitos!

    ResponderEliminar
  2. Ohhh!! La soledad y el "echar de menos". Precioso Mónica. Un abrazo, me encanta el blog

    ResponderEliminar
  3. Nada duele mas como la soledad y la ausencia de un amor! Muy bello. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Esa carencia tan profunda... que no permite ni respirar, ni dormir, ni existir... me gustó, ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hermoso y triste.
    Me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Nostalgia bien dibujada,soledad fría que tiene un sentimiento de dolor latente, me gustó mucho,gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito, Mónica, esa cama vacía...

    ResponderEliminar