Traductor

miércoles, 18 de febrero de 2015

Amada prisión




Y es allí
donde despierta la noche
y es allí
donde sucumbe mi calma
donde detienes mi aliento
justo ahí
cuando me amas

Y es allí
donde renuncio a mi decencia
en cada rincón de tu ser
que me atrapa.
¡Amada prisión!
¡Bendita cadena perpetua!
Es para mi tu cuerpo
cuando me abrasas.




Mónica Gribaudi 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario